lunes, 20 de julio de 2015

RENAULT 12 GORDINI (NOREV)


El coleccionista en general y yo en particular tendemos a tener siempre miniaturas muy fieles a la realidad, parece mentira que ya no nos acordemos de cuando éramos niños y no buscábamos la perfección, solo buscábamos o nos regalaban un coche con el que jugar solo o en compañía con los amigos haciendo carreteras infinitas en la arena, que cuando nos cansábamos cerrábamos con una rotonda de única entrada y única salida...
Muchas son las marcas con las que jugábamos de pequeños, la mayoría jugábamos con miniaturas a escala 1/64 de guisval, mas tarde joal, pilen, mira...etc., etc., nos creíamos lo que ponía en la etiqueta por que era un coche muy parecido a lo que se representaba, eso si, sin extras como espejos retrovisores y antenas fáciles de perder o romper a la mínima, y  éramos muy felices hasta que los años y el cambio de niño a hombre, nos hace exigirle mas a una miniatura, ahora ya no vamos a jugar con ella, la guardaremos en su caja como la reliquia de algún santo o la pondremos en nuestras vitrinas como acto de admiración y de disfrute infinito de tener una pieza buscada en nuestra jaula-vitrina...
Todos tenemos nuestros patitos feos y hoy tengo ganas de presentar otro mas de mi colección...


Este patito feo, que me encanta no es otro que un Renault 12 Gordini de la casa Norev, que aunque basto en acabados me parece un coche muy digno encuadrado en el tiempo y en el tiempo que se hizo por primera vez, este en concreto es una reedición para coleccionable, concretamente la entrega numero 6 de la colección francesa "Voitures Françaises".
Inconfundible con el color azul característico, que no único del preparador de competición y con sus dos líneas blancas características que han llegado hasta nuestros días y que son seña de identidad de Gordini.


Gordini era un afamado preparador francés que con bases de coches de calle realizaba transformaciones en sus motores que los hacia propicios para la competición, en un primer momento de su historia Gordini realizaba modificaciones sobre la base de turismos de la marca SIMCA, y mas tarde con RENAULT, empresa que al final acabo comprando a Gordini para hacer sus coches con un estilo de competición y así poder hacerlos en serie, tema que aligero los temas de homologación para la gran demanda de estos coches en infinidad de carreras y también para clientes que buscaban un coche mas exclusivo con marcado aire deportivo.


La gran pregunta, sobre los parachoques, a mi entender, y después que salían de fabrica con y sin parachoques, es que unos eran destinados a ser vehículos de calle y los que no tenían era porque muchos eran destinados a la competición y la demanda era alta sin el parachoques delantero y trasero, creo sinceramente que por la lógica de aligerar peso y que para la competición no sirven para nada...
Para mi gusto le da un aire de "chico malo", y desenfadado viendo de un coche netamente familiar.



El Renault 12 nació por que en los años sesenta en catalogo de Renault había un nicho de mercado entre el gran Renault 16, el gran coche francés del momento y el pequeño Renault 8 mas popular y mas pequeño con el motor trasero, por otro lado estaba el mítico Renault 4, destinado a la gente joven como vehículo de acceso a un coche económico y vehículo rural duro y fácil de arreglar trabajando duro en todo tipo de terrenos y campos franceses.
Encontrando un publico de clase media obrera que podía tener una berlina espaciosa y con detalles de coche de los grandes con un buen maletero que albergara cómodamente el equipaje de sus cinco ocupantes.


El Renault 12 nació como un coche de clase media en principio solo para el mercado francés y acabo siendo un vehículo de fabricación mundial, fabricado en varios países de Europa, triunfo en América del sur bajo la alianza de Ford en Argentina, y en otros muchos países, también en Asia y en las antípodas, Australia también disfruto de este magnifico vehículo, al finalizar su producción oficial, aun tuvo una segunda vida de la mano de la marca DACIA, que dio rienda suelta a su imaginación configurando este coche en multitud de carrocerías, furgón, pick up, etc.


La miniatura de Norev, ya podéis ver que es muy básica y con algo mas de pintura de o habitual, cosas de la modernización, que las maquinas que pintan no tienen sentimientos y no saben decir "basta"..., la miniatura a mi gusto recoge muy bien el espíritu del coche que representa y carece de detalles superfluos, mas allá de las piezas que lo marcan como un coche de competición, como son los faros delanteros antiniebla y las bandas blancas características de Gordini, tiene el maletero y el capo practicables, pero no he querido ni tocarlos, ni tan siquiera para hacerles la foto de rigor, en definitiva una miniatura con la que un niño de hoy en día podría jugar perfectamente y guardártelo en el bolsillo sin temor a que se rompa nada..., Jugamos?


Espero que os guste, tanto como a mi y que por lo menos como a mi os traiga recuerdos de niñez, que nunca viene mal recordar buenos tiempos, y mas si son de inocencia...
Hasta Pronto!

6 comentarios:

  1. hermosa pieza, me gustan estos bichitos viejos, imperfectos y queribles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen su encanto, a veces mucho mas que los perfectos de marcas imposibles para los bolsillos...
      Un saludo Gaucho Man!

      Eliminar
  2. Me gustó mucho, ya que reproduce fielmente el modelo real que has puesto en la foto; indudablemente, era una versión lista para las carreras.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juanh, sabia que especialmente a ti te gustaría...
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. De la vieja escuela pero con un encanto que no pasa desapercibido para nada en absoluto

    Uno de los que me faltan en vitrina y que habrá que conseguir antes de que sea tarde

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pau!, creo que después de un viaje por la perfeccion de elementos como los retrovisores y las antenas que de pequeños nunca conocimos, un coche básico sin aditivos que se rompen, da gusto de vez en cuando ver alguna miniatura pura y dura, como las de nuestra niñez....
      Un saludo!

      Eliminar